Diane Arbus, la fotógrafa incomprendida

Diane Arbus (1923-1971) fue una fotógrafa que centró su trabajo en retratar a la sociedad marginada de la segunda mitad del siglo XX.

Influenciada por la artista Lisette Model y por la película Freaks (Tod Browning, 1932), ponía el foco en lo estrafalario, en una belleza rara que no era comprendida por la sociedad de la época.

Le gustaba transitar por diferentes barrios de Nueva York, con el fin de encontrar personajes extraños y carismáticos para capturar su alma y hacer una buena fotografía.    

Pero no solo se centraba en estos personajes sino que también en personas que la sociedad de la época consideraba «normales». Esta es una de las virtudes de su fotografía. Ya que lograba que la gente normal pareciera anormal, situando por ejemplo a sus personajes al centro de la composición, haciendo consciente a sus modelos que estaban siendo retratados, entre otras técnicas que provocaban tensión en la composición fotográfica.  

Su obra fue criticada por algunos intelectuales, entre ellos Susan Sontag por considerarla cruel y por retratar desde una posición de superioridad y privilegio.  Pero más allá de eso, Diane Arbus ha influenciado la fotografía, el cine, y finalmente ha terminado siendo aceptada como una de las grandes fotógrafas de mitad del siglo XX. 

Share this post