Steveo Spirals y la fotografía como sanación

Los obstáculos del fotógrafo Steveo Spirals para encontrar su camino han sido difíciles. Cuando solo tenía 5 años murió su madre, y posterior a eso, su padre lo dejó con sus tíos, lo que repercutió en una infancia difícil y llena de vacíos emocionales.

 Más tarde volvería a reunirse con su padre, pero rápidamente su progenitor lo envió a vivir “a una prisión donde sería abusado y torturado”. Después vendrían las drogas, luego el marketing digital y en medio de todos esos complejos laberintos, encontraría la fotografía, un arte que cumpliría una cierta labor de sanación:

«Me gustó trabajar con gente, y entendí que mi dolor y trauma guiaban mi creatividad. Me estaba curando… Me sentía constantemente inspirado y necesitaba llevar ideas al mundo».

Spirals reconoció en la fotografía de retrato su principal inspiración. “Las personas son los sujetos más interesantes, únicos y hermosos. Un paisaje se ve mejor con una persona en él. Soy un pintor de mierda, pero con la fotografía puedo crear conceptos geniales que son comparables a lo que se podría poner en un lienzo".

A partir de ese descubrimiento, se puso a trabajar incesantemente, a través de la lógica del ensayo y error. Solía enloquecer a sus amigos con largas sesiones de trabajo hasta lograr las capacidades técnicas necesarias para realizar una buena fotografía.

En la actualidad y gracias a la viralización de una de sus fotos, es un artista connotado de las redes sociales y en su cuenta personal @Spiralsphotography tiene más de veinte mil seguidores.

A continuación algunas de sus fotografías:  



Share this post