El universo oscuro y creativo de Mothmeister

Mothmeister es una pareja de artistas belgas, amantes de los cuentos de hadas y de la fotografía post-mortem que están dando que hablar en el mundo de la fotografía y las artes visuales.

Su mundo creativo se basa en sus propios miedos y pesadillas infantiles, lo que les ha llevado a crear un universo narrativo muy singular, conformado por personajes que parecieran venir de un cuento de hadas malévolo y oscuro, pero sin caer en lo grotesco ni tampoco en la violencia.  

Son seres casi monstruosos, algo “bizarros”, que no miran a la cámara, que pese a todo irradian una cierta timidez, un cierto misterio, una introspección que pareciera reflejar no solo a los personajes de la obra sino que también a sus propios creadores, que prefieren mantener sus propios nombres en un segundo plano, para resaltar a su alter ego artístico, llamado Mothmeister.  

«Mothmeister —explica uno de los artistas—, se refiere a una de mis leyendas favoritas, el Mothman. Es una criatura humanoide con alas de polilla que se vio en Point Pleasant en 1960. Pero Mothmeister también se refiere a la transformación de algo desagradable en algo hermoso».

Con respecto al proceso de creación, pareciera haber muchas influencias. Ambos artistas son fanáticos de los cuentos de los hermanos Grimm, que en sus primeros libros, solían tener personajes oscuros y misteriosos. Está también la pasión por la taxidermia que ambos comparten. Los belgas se declaran coleccionistas de animales disecados y es, en ese contexto, en que han aparecido un número importante de sus personajes artísticos.

«Queremos que nuestras criaturas se reencarnen para que vuelvan a vivir». 

Pero más allá de sus pasiones. Es la intuición y la exploración lo que más ha contribuido al universo creativo de Mothmeister. 

Lo que despierta su imaginación, en palabras de los propios artistas «puede ser un lugar misterioso que han conocido» o puede ser también «una antigua máscara que encontramos en un mercado de pulgas, un corsé médico victoriano medio descompuesto, un mono de peluche desaliñado, una vieja bolsa de recolectores de uva… todo crece de forma espontánea y asociativa como si estuviera destinado a ser».

A continuación imágenes del universo creativo de Mothmeister.

Share this post