La vida nocturna de Tokio, según Liam Wong

Si alguna vez quisiste saber cómo es la vida nocturna de Tokio, el trabajo de Liam Wong puede entregar algunas respuestas. Inspirado en la fotografía callejera cyberpunk, la animación japonesa, la ciencia ficción y los videojuegos, este fotógrafo escocés está dando que hablar en el mundo del arte. Recientemente fue incluido por la revista Forbes como uno de los menores de 30 años más influyentes; y su trabajo ha sido reconocido por importantes medios como la BBC, Business Insider, incluso Adobe. Todos estos reconocimientos le han dado una excelente vitrina para su serie fotográfica "TO: KY: OO" (2019) que se convirtió en el libro de financiamiento colectivo más grande del Reino Unido.

Su trabajo tiene mucho de deambular por la noche, buscando locaciones, momentos especiales para ser fotografiados. Cuando los encuentra se dedica a esperar que algo pese, que llegue alguien para terminar de componer la fotografía que tiene en su cabeza. Recién ahí comienza el trabajo de postproducción. Utiliza Adobe Bridge para examinar las fotos, luego Camera RAW y Photoshop, y prepara un playlist de música para adaptarse al estado de ánimo que quiere reflejar, todo con el objetivo de conectarse con la fotografía, para entenderla, y para comprenderse a sí mismo.

Toda esta rutina demuestra lo solitario de su trabajo artístico. Tiene mucho de caminar bajo la lluvia, de adentrarse en la noche, y si bien a veces tiene costos (“Me gustaría hacer algo más social, un tipo de fotografía donde pueda conectar con más personas”) es lo que finalmente le ha permitido ganarse un nombre en el mundo del arte, y es parte de su sello personal.

“Describiría mi trabajo como calles bañadas de neón después del anochecer. Mi estética se inspira mucho en películas como Blade Runner, por ejemplo, y en el movimiento artístico Vaporwave. Me interesé en la fotografía cuando descubrí que podía mostrar el mundo a través de la óptica de un diseñador de video juegos… Creo que eso es lo que le gusta a la gente de mi libro "TO: KY: OO", por ejemplo, que se siente surrealista hasta el punto de que tienes que mirar dos veces”.

Share this post