Nicolas Bruno, el artista que recrea sus pesadillas

El joven fotógrafo estadounidense, Nicolas Bruno, padece de parálisis del sueño, un fenómeno que inmoviliza su cuerpo cuando se queda dormido. Ocurre principalmente en personas que sufren de apnea, y provoca, en quienes lo sufren, una sensación como si no hubiera una muralla que divide lo real de la fantasía, como si todos los sueños fueran reales, y no hay forma de pedir ayuda, porque el cuerpo está congelado y mudo; la parálisis no te permite gritar, tampoco levantarte, estás atrapado entre la vigilia y el sueño y solo te queda vivir tu pesadilla como si fueran parte de tu vida real.

El artista experimenta esta sensación hace más de 15 años: «Cuando aparece una figura entre las sombras y se para sobre mi cama, puedo sentir su presencia, su energía negativa e incluso, su abrazo». Después de un tiempo, Nicolas Bruno  se logra despertar y recrea las imágenes que ve por la noche, como una manera de terapia y de mantener el control de sus pesadillas y el resultado es asombroso. 

«Mi proceso creativo empieza analizando mi diario de sueños. Reviso los escritos que he hecho como base para mi nueva composición. Después de elegir entre los personajes que he visto o los sentimientos que he experimentado, esbozo mi imagen. Ese boceto me permitirá entender qué accesorios o disfraces necesitaré construir, junto con qué tipo de ubicación necesitaré explorar en mi nuevo trabajo». 

Las imágenes del neoyorkino están influenciadas por su ascendencia italiana, por pintores como Francisco Goya y Caspar David Friedich; por bandas indie como Bon Iver y Fleet Foxes, pero sobre todo por su cercanía al mar, que está presente en gran parte de su obra. Un recordatorio, quizás, de que somos agua, y en ella, se reflejan tanto nuestros males como los anhelos. 

Share this post